30 de agosto de 2009

2 Constelaciones familiares

Les cuento que una vez, en un curso de la UNT sobre violencia, faltó un disertante. Para rellenar y ya que estaba de paso por estos lares, alguno de los organizadores invitó a una animada señora que con apasionamiento hablaba de una técnica, casi se diría mágica,  llamada "de las constelaciones familiares" Al parecer se resolvían con la misma problemas originarios poniendo a un grupo de personas a funcionar en una especie de armonía universal. Mucho no le entendí esa vez quizás por lo que me suscitó de vértigo de horroris causa. Pero, aceptado el desafío de  lo que se presenta como una aporía, no en el sentido de  "no concibo esto" sino como una fase de la mayéutica, decidí profundizar un poco más.

En especial me detuve en un autor que, explicando esto, entró en algunos detalles interesantes a tener en cuenta sobre todo en los trastornos de ansiedad, y tal vez en el TOC.


 Ya voy a volver sobre eso.

Constelaciones familiares es, según la Wikipedia, una técnica utilizada en Terapia sistémica familiar, creada y desarrollada por Bert Hellinger quien estudió las formas inconscientes en que cada individuo estaría unido a su familia, y como determinados comportamientos y tendencias psicológicas se repetirían generación tras generación. Creó un método o procedimiento para restablecer el orden natural del sistema familiar, sanando así las "heridas" del mismo.

Hasta acá todo bien, un método surgido a partir de una hipótesis de trabajo. Léase la herencia cultural, en realidad, la heredabilidad de conflictos, es la base de esta teoría. Una vía parecida, creo, porque de este autor sí  que no he leído nada salvo uno que otro comentario, es la sostenida por Brian Weiss que apela a lo sucedido en vidas pasadas. La similitud entre las dos teorías es notoria si nos abstenemos de considerar si efectivamente somos repetición, herencia de un ser proteiforme venido, según la exigencia de los postulados de Weiss, desde el origen de los tiempos. O si, abstraída la noción de individualidad que perdura, hay en nuestra constitución un caldo primordial de herencia cultural latente -quizás desarrollado por Jung con el término de "Inconsciente Colectivo"-  en el cual suelen bañarse nuestros conflictos actuales (primordio de esquema básico)
Ya sea individuo repetido que repite su malestar pasado o fragmentos combinados de experiencias traumáticas vividas, hay que notar el  paralelismo  con la idea lamarckiana de la evolución:- '' ... todo lo que ha sido adquirido, trazado o cambiado en la organización de los individuos, durante el curso de sus vidas, es conservado por la generación y transmitido a los nuevos individuos que provienen de aquellos que han sufrido estos cambios" (léase "la herencia de caracteres adquiridos")


Después vamos a hablar como a propósito del estrés bacteriano se ha revitalizado esta noción lamarckiana. Por ahora nos quedamos con la idea de que es bastante difícil, por lo menos de demostrar, la herencia de memorias biológicas de sucesos recientes como parecen exigir las teorías de Hellinger y de Weiss.

Y pongamos el acento en el "por ahora"

Volviendo a Hellinger y a la wikipedia:


"Una constelación familiar se realiza cuando una persona quiere aclarar un tema específico de su vida.
Se reúne un grupo de personas con distintas inquietudes y dilemas a resolver o personas que simplemente quieres observar o representar a otros en una constelación, y se crea un círculo en el cual se dará lugar a las constelaciones de aquellos que lo soliciten.
Esta persona puede exponer o no ante el grupo su problema, pues el movimiento de la dinámica oculta de que se trate comenzará a funcionar igualmente si el asunto y la persona están listos para ser tratados, consistiendo muchas de las veces en asuntos desconocidos incluso para la propia persona que constela y a partir de aquí, elegirá a distintos miembros del grupo como representantes de las personas que forman su estructura familiar incluido él. A continuación los colocará en el centro de la sala. Otras veces esto lo hace el facilitador de la constelación, incluso sin decir a nadie quién es quién. Hecho esto la constelación "cobraría vida" de forma que los representantes comenzarían a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan.
No existen datos objetivos reconocidos por la ciencia sobre qué mecanismos posibilitarían esta supuesta comunicación o "conexión" de sentimientos en el sistema de que se trate, máxime cuando todos los sujetos a los que se representa ni siquiera estarían presentes salvo la/s persona/s a la que se está constelando, y asumiendo que las personas que asumen los respectivos roles no tendrían relación previa alguna con aquellos a los que están representando, lo cual prueba que cualquier persona que ocupa el "lugar" del representado, actuaría de la misma forma. Algunos de sus proponentes alegan incluso algún efecto cuántico, pero tales afirmaciones son desestimadas como absurdas y pseudocientíficas.




Con este método el origen del desorden saldría a la luz, por lo que la verdadera dinámica interna de la familia se manifiestaría trayéndola a la conciencia de la persona. El "facilitador" va guiando a las personas hasta una situación final donde cada cual toma la responsabilidad que le corresponde y devuelve lo que ha tomado de otros sobre sí (dolor, culpa)."

(continúaremos con unos videos de esa técnica y algo de humor que esboza una crítica social a estas terapias breves)

No hay comentarios:

Publicar un comentario